Download PDF

Aprender inglés viajando es una de las formas más enriquecedoras de acercarte a este idioma universal, huyendo de los métodos de enseñanza tradicionales y saliendo de la zona de confort, pero… ¿Es realmente posible aprender inglés viajando? ¿Cómo potenciar el aprendizaje del inglés sin necesidad de pagar un curso internacional, ser contratado en una empresa extranjera o invertir en programas de certificación avanzados? ¡Esa es la gran pregunta!

Aunque las formaciones y experiencias académicas pueden ser un excelente apoyo inicial, el mejor modo de reforzar los conocimientos adquiridos y perfeccionar tus destrezas en el inglés, es exponerte a situaciones en donde no queda más remedio que hablar. Afortunadamente, los viajes son un excelente medio para poner en práctica tus competencias bilingües, sin sentir que estás estudiando por obligación.

Si tienes planes de viajar a algún país anglosajón, esta es tu oportunidad de aprender inglés viajando durante tu estancia y volver a casa con más conocimientos en esta lengua vehicular, raíz de múltiples experiencias profesionales, formativas, culturales y personales.

 

9 consejos para aprender inglés viajando 

¿Estás planeando aprender inglés en tu próximo viaje? Estos son algunas recomendaciones que no puedes perder de vista:

 

Entabla conexiones con hablantes nativos 

El primer consejo para aprender inglés viajando es, por supuesto, comenzar a relacionarse con hablantes nativos. Esta experiencia es clave para comenzar a familiarizarte con el idioma de forma más realista y cercana.

Si no cuentas con muchas oportunidades de fomentar estas conexiones formalmente, no queda más que perder la vergüenza, salir de la comodidad y tomar la iniciativa.

 

Participa en grupos y actividades locales 

Participar en actividades y unirte a grupos conformados mayormente por hablantes nativos o locales, es una buena forma de propiciar esas conexiones con el idioma inglés que tanto enriquecerán tu aprendizaje.

En internet, existen numerosas plataformas diseñadas para entablar conexiones con grupos internacionales con los cuales tienes intereses en común.

Una quedada para tomar fotografías por la ciudad, un grupo de intercambio cultural o una caminata colectiva para visitar sitios atractivos, son formas de fomentar este tipo de relaciones y aumentar tus posibilidades de aprender inglés mientras viajas.

 

No estés todo el tiempo en las zonas más turísticas 

Es común que los países anglosajones acostumbren darle la bienvenida a grandes masas turísticas; sin embargo, si quieres comprometerte realmente con aprender el idioma y no estar tentado a la posibilidad de hablar en tu idioma nativo, lo mejor es hacer espacio para alejarte de las zonas donde el turismo suele concentrarse en mayor medida.

Investiga cuáles son aquellas zonas que los locales frecuentan en el día a día y haz el reto de intentar vivir como un ciudadano de la región, al menos durante unas horas. Notarás que en estas zonas surgen más oportunidades de poner en prácticas tus habilidades bilingües, en lugar de optar por atajos como por ejemplo, los puntos con guías turísticos.

 

Viaja solo

Si tienes la oportunidad de viajar por tu cuenta, sin ningún compañero que te sirva de atajo o te distraiga de practicar tus competencias bilingües durante el viaje, recomendamos altamente reservar una aventura a solas, en la que puedas enfocarte 100 % en tu entrenamiento.

Al final del día, al viajar solo, tú eres la única persona a cargo de resolver cualquier desafío, perder la vergüenza de preguntar y salir de la zona de confort para comenzar a comunicarte en inglés hasta cubrir tus necesidades.

 

Evita el traductor siempre que puedas 

Aunque hay momentos del viaje en donde el traductor nos puede salvar la vida, es un comodín que solo merece la pena reservar para situaciones más extremas. Si tienes la oportunidad de ignorar el traductor por un rato, tendrás más espacio para aprender inglés viajando.

Es mucho más efectivo y memorable tratar de averiguar el significado de determinadas palabras por tu cuenta, por ejemplo, preguntando a locales.

Si vas a utilizar un traductor de idiomas automático, asegúrate de verificar que los resultados sean correctos, ya que estas herramientas aún no están entrenadas para ofrecer la información más precisa. Además, lleva un registro de todo el contenido que traduces para respaldar tus aprendizaje y volver a ellos más tarde.

 

No tengas miedo de cometer errores 

A la hora de practicar inglés mientras viajas, lo mejor es aceptar la realidad de que incluso los hablantes nativos, pueden llegar a cometer errores. ¡Atrévete a equivocarte! Es la única forma de abrirte paso al aprendizaje real.

Uno de los principales motivos por los cuales no hay más personas bilingües, es precisamente el temor a cometer equivocaciones al comunicarse en el idioma anglosajón. Pensar detenidamente cada detalle antes de hablar, puede ser perjudicial para la fluidez de tu práctica.

Si apenas estás dando tus primeros pasos para ganar competencias lingüísticas en inglés y sobre todo, te interesa sacar partido de tu viaje para aprender más del idioma, “soltarse” es parte del proceso; da igual si ello conlleva cometer errores de vez en cuando.

 

Prioriza el aprendizaje de las expresiones y palabras más comunes 

Existe la creencia extendida de que para declarar nuestra capacidad de hablar un idioma, primero debemos aprender todas las palabras y expresiones que contiene dicha lengua. ¡Nada más alejado de la realidad!

Está comprobado que priorizar el aprendizaje de las 1,000 palabras más utilizadas en un idioma, en este caso, el inglés, te permite comunicarte y entender una buena parte de las conversaciones en esta lengua bajo diferentes contextos.

Evidentemente, es imposible aprender inglés con tan solo saber 1,000 palabras, pero si llevas una agenda de viaje apretada, el uso de este método te puede ayudar a sentir que avanzas a pasos agigantados en tu proceso de práctica, memorización y aprendizaje.

Cada idioma tiene su lista de vocabulario y expresiones con mayor frecuencia de uso. Basta con realizar una búsqueda online sobre cuáles son las 1,000 palabras más comunes en inglés para encontrar decenas de recursos que te pueden ayudar a practicar durante tu viaje.

 

Fíjate en las diferencias 

No tardarás mucho tiempo en notar que los hablantes nativos de inglés, por lo general, utilizan expresiones coloquiales que no aparecen en los libros y cursos formales. Viajar es la oportunidad perfecta para darse cuenta de todas estas diferencias, afinar tu oído y adquirir vocabulario para hablar inglés de forma más similar a como lo hace un local.

Los nativos son un referente total de vocabulario y expresiones actuales, ya que pasan más tiempo que tú en contacto con el idioma.

 

Aplica tus aprendizajes después del viaje 

Es común que muchos estudiantes de inglés se planteen explotar al máximo sus aventuras viajeras para familiarizarse más con la lengua anglosajona; sin embargo, la verdadera pregunta es: ¿Qué harás con todos los conocimientos que acumulas durante el viaje? Si no tienes idea de la respuesta, es mejor que vayas preparando un buen plan.

Por más que tu viaje esté lleno de aprendizajes significativos sobre el idioma inglés, de poco sirve dejar de lado todo lo aprendido una vez que regresas a casa.

Asegúrate de dejar un registro claro de los conocimientos que has adquirido durante tu viaje, revisarlos e introducirlos en tu práctica diaria hasta que formen parte de tu día a día al comunicarte en inglés.

 

Fuente: trabajarporelmundo.org

68 total views, 2 views today

0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *