Download PDF

En primera línea: honrar a los empleados públicos por su respuesta ante la pandemia de COVID-19

El brote de la COVID-19 ha afectado a más de 180 países, ha infectado a millones y ha matado a cientos de miles de personas. Además de las implicaciones para la salud y la pérdida de vidas, la pandemia ha tensado los sistemas de atención médica, ha interrumpido el sistema educativo, ha causado estragos en las empresas y las economías, ha llevado a la pérdida de empleos y paralización de la vida social con bloqueos, toques de queda y otras medidas estrictas destinadas a contener el virus a nivel mundial. Todo esto ha sucedido en el contexto de la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, en donde los empleados del servicio público son críticos.

Desde los trabajadores de atención médica de primera línea y los funcionarios de salud pública hasta los maestros, pasando por los trabajadores de saneamiento, los funcionarios de bienestar social y muchos otros, el humilde empleado público ha sido centro de atención, ayudando a elevar la conciencia y la comprensión del papel fundamental que desempeñan estos trabajadores públicos en la vida cotidiana, y en particular en tiempos de crisis severas, como la pandemia de COVID-19.

Para honrar el trabajo de los empleados públicos a nivel mundial y el papel crítico que los servidores públicos de primera línea han estado desempeñando en la lucha contra la pandemia COVID-19, el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas (ONU DESA ) y el Ministerio del Interior y Seguridad de la República de Corea celebran el Día de las Naciones Unidas para la Administración Pública (23 de junio) a través de actividades de divulgación y recursos que tendrán lugar del 15 al 30 de junio.

 

Origen

El 20 de diciembre de 2002, la Asamblea General designó el 23 de junio como Día de las Naciones Unidas para la Administración Pública, a través de la resolución 57/277.

El Día de las Naciones Unidas para la Administración Pública celebra el valor y la virtud del servicio público para la comunidad; destaca la contribución del servicio público en el proceso de desarrollo; reconoce el trabajo de los servidores públicos y alienta a los jóvenes a seguir carreras en el sector público.

Para reforzar el reconocimiento del Día y el valor del servicio público, las Naciones Unidas establecieron el programa de Premios de Servicio Público de la ONU en 2003. En 2016, la premiación se alineó con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la implementación de su Agenda 2030, para promover y recompensar la innovación y la excelencia de los servicios públicos que apoyan la aplicación efectiva de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, bajo el principio de no dejar a nadie atrás.

Cada año, ONU DESA organiza el Foro con un país anfitrión, utilizando el evento para organizar talleres de desarrollo de capacidades, la ceremonia de entrega de premios al servicio público de la ONU y una mesa redonda ministerial. El Foro, que reúne aproximadamente entre 800 y 1 000 participantes, es un espacio para que los líderes mundiales, los ministros y otros responsables de la toma de decisiones de alto nivel debatan temas y tendencias emergentes, discutan buenas prácticas, estrategias, acciones y enfoques innovadores para la prestación efectiva de servicios.

Las instituciones públicas en pro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Las instituciones eficaces, responsables e inclusivas son esenciales para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible ( ODS ). Así lo contempla el ODS 16 y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible . La Agenda también reconoció que los gobiernos tienen la responsabilidad principal de implementar los ODS y garantizar el seguimiento y la revisión en los próximos 15 años, a nivel nacional, regional y global. Uno de los primeros pasos que toman los gobiernos para implementar la Agenda es a menudo dar forma a los arreglos institucionales para dirigir la implementación de los ODS y revisar el progreso.

La administración pública, piedra angular del trabajo de los gobiernos, juega un papel esencial y crítico en la mejora de la vida de las personas. Reinventar la administración pública es una forma positiva y necesaria de avanzar. Sin la modernización y transformación de la administración pública para adaptarse a las necesidades de hoy, será imposible lograr un futuro mejor para todos. Donde faltan administraciones capaces, los gobiernos están incapacitados; y donde los gobiernos están incapacitados, el desarrollo sostenible se queda corto.

Fuente: www.un.org

42 total views, 4 views today

0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*